Siguenos en

Americano

Duelos de Wild Card no aptos para cardiacos

Los duelos de la ronda de comodín dejaron muchas emociones y no defraudaron a todos los aficionados al deporte de la tacleadas que esperaron por mucho unos enfrentamientos como los que se sostuvieron el fin de semana pasado.

La ronda arrancó con el choque entre los Bills de Buffalo y los Texanos de Houston, donde los primeros arrancaron muy agresivos  y se pusieron en clara ventaja borrando a los Texanos, pero ya en la segunda mitad los Texans reaccionaron de la mano de Deshaun Watson y lograron darle la vuelta al marcador pero a pesar de los errores e inoperancia de Josh Allen al final del tiempo regular los Bills lograron empatar y mandar el juego al tiempo extra. Ya en la prórroga, los Bills tuvieron la oportunidad de matar a los Texanos pero los castigo le dieron vida al ataque comandado por Watson y los Txanos se llevaron el encuentro 22-19.

El segundo choque de la conferencia roja lo sostuvieron los Titanes de Tennessee y los Patriotas de Nueva Inglaterra. Los Pats tenían muchos factores a su favor pero no fue suficiente, ya que los Titans lograron contener a Tom Brady por lo que la defensiva terminó siendo el factor clave y como ocurríó en toda la campaña la sorpresa no podía faltar y contra todos los pronósticos se llevaron el encuentro 20-17 acabando con el reinado de los Patriotas.

Ya en la conferencia nacional, el duelo más atractivo lo protagonizaron los Santos de Nueva Orleans y los Vikingos de Minnesota en el Súper Domo. Y había antecedentes recientes entre ambas escuadras pero en esta ocasión los Santos llegaban como amplios favoritos. Pero una vez más, la sorpresa y el dramatismo no podían faltar y los Vikings lograron contener a Drew Brees y aunque al final los Saints estuvieron  encima y el encuentro se fue a tiempo extra, un gol de campo fallado y una intercepción a Brees terminaron siendo factor, por lo que los Vikingos dieron la gran campanada y ganaron 26-20.

Como último, las Águilas de Phiadelphia recibían a los Halcones Marinos de Seattle en un duelo muy defensivo y demasiado apretado. Una lesión de Carson Wentz  termino con la esperanza de las Aáguilas y al final con ataques letales  por parte de Russel Wilso en conjunto con el regreso de Marshawn Lyinch terminaron por darle la victoria a los Sehawks 17-9.

Hubo mucha emoción y demasiado dramatismo en la ronda de comodines por lo que en la ronda divisional se espera mucho más esoectáculo y dónde cualquier sorpresa se puede dar rumbo al Super Bowl.

[ Visitas: 13 | 1 visitas del día de hoy ]
Click para comentar

me quieres decir algo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más de Americano