Siguenos en

Americano

SEMANA 10 DE DELEITE

Por: Beto Fernández

La NFL entro a la segunda mitad en su fase regular y la semana 10 trajo muchos resultados sorpresivos y que han puesto en tela de juicio el andar y la calificación a la postemporada de varios equipos, lo que hace que la liga aun sea más atractiva.

La jornada arrancó en el ya tradicional jueves por la noche en Florida en el enfrentamiento entre los Cuervos de Baltimore y los Delfines de Miami. Los Cuervos salían como favoritos para ganar, pero la defensa de los Delfines contuvo a Lamar Jackson, interceptándolo y provocando un balón suelto en el último cuarto, y a pesar de que Jacoby Brissett salió lesionado por un golpe en la rodilla, Tua Tagovailoa entró en acción a pesar de su lesión en la mano y logró doblegar a la defensa de los Ravens, por lo que los Dolphins se terminaron por llevar la victoria 22-10, dando una gran sorpresa en la conferencia americana.

La jornada continuó en domingo con el enfrentamiento entre los Bucaneros de Tampa Bay y el equipo de Washington. Todo parecía indicar que sería una tarde tranquila para Tom Brady y los Bucs, pero no fue así, ya que Washington de la mano de Taylor Heinicke logró concretar grandes ofensivas consumiendo casi todo el reloj del juego. Los Bucs quisieron regresar, pero fue dificil, por lo que Washington dio la gran campanada ganando 29-19. Los vaqueros de Dallas recibían la visita de los Halcones de Atlanta en Arlington. De un inicio los Cowboys iniciaron con ataques agresivos de la mano de Dak Presscott y lograron obtener una amplia ventaja durante toda la primera mitad. Ya en la segunda mitad, los Halcones se fueron desesperados al ataque, pero la defensa de la estrella solitaria logró interceptar Matt Ryan en tres ocasiones lo que sentenció el juego a su favor por 43-3.

Los Santos de Nueva Orleans se medían ante los Titanes de Tennessee en Naschville. Se esperaba un duelo apretado y así lo fue a pesar de la ausencia de Jameis Winston con los Santos. Al final Ryan Tannehill venció a la Defensa de Nueva Orleans por lo que logró conducir a los Titanes a la victoria por 23-21. Las Panteras de Carolina visitaban a los Cardenales de Arizona en Phoenix en el regreso de Cam Newton. De un inicio se notó la ausencia de Killer Murray con Arizona por lo que las Panteras lograron tomar una amplia ventaja en el marcador. En la segunda mitad los Cardenales intentaron regresar, pero fue imposible revertir el marcador y las Panteras se alzaron con el triunfo 34-10.

Los Vikingos de Minnesota visitaron a los Cargadores en el Sofy Stadium de Los Ángeles. Fue un duelo parejo de un inicio, de ida y vuelta y a pesar de que Kirk Cousins provocó un balón suelto para los Vikings, la defensa logró contener a Justin Herbert. En la segunda mitad los Vikingos lograron concretar el gane por 27-20 con una gran actuación de la defensa. Los Empacadores de Green Bay recibían la visita de los Seahawks de Seattle en el mítico Lambeu Field. Había mucha expectativa en este juego, ya que era el regreso al campo de batalla de Russel Wilson y Aron Rogers. El juego fue muy trabado desde un inicio, los Packers erraron un gol de campo en la primera mitad y en la segunda mitad Wilson y Rogers fueron interceptados, a pesar de eso Green Bay logró anotar y ganar por apenas un marcador de 17-0.

El domingo por la noche se engalano con la batalla en la división oeste de la conferencia en Las Vegas entre los Raiders y los Jefes de Kansas City. Al inicio ambas escuadras lucieron bien con bajo el mando de Derek Carr y Patrick Mahomes, pero poco a poco las ofensivas de Mahomes fueron mas certeras adelantando a los Chiefs en la pizarra. En la segunda mitad un balón suelto y una intercepción a Carr marcarían la diferencia en el resto del encuentro para que los Jefes se pudieran alzar con el triunfo por 41-14, retomando el camino en la presente temporada.

La jornada terminó en el ya acostumbrado lunes por la noche en la visita de los Carneros de Los Ángeles a los 49ers de San Francisco. Había una gran espectativa por el andar de los Carneros en este juego perola defesa de los 49ers logró contener a Matthew Stafford interceptándolo al final del primer cuarto además de errar un gol de campo, por lo que Jimmy Garoppolo logró poner en gran ventaja a los de Santa Clara en toda la primera mitad. En la segunda mitad Stafford no reaccionó a la ofensiva de los Rams por lo que sin problema alguno los 49ers sellaron la victoria 31-10, metiendo gran presión en la divisi{on oeste de la conferencia nacional.

La semana 10 en la NFL trajo resultados muy sorpresivos, los cuales han dejado claro que la lucha por un boleto a la postemporada será más reñida que en otros años, por lo que no hay duda que en la semana 11 haya resultados que pongan de cabeza a la liga.

[ Visitas: 6 | 1 visitas del día de hoy ]
Click para comentar

me quieres decir algo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más de Americano