Siguenos en

Americano

Semana 4 inusual en la NFL

Por: Beto Fernández

La semana 4 fue muy reñida pero sobre todo ha quedado marcada por la pandemia provocada por el Covid-19. La jornada arrancó con el enfrentamiento entre los Jets de Nueva York y los Broncos de Denver. Los Jets sorprendían a los Broncos con la anotación de Sam Darnold pero poco después los de la milla responderían con otra anotación para posteriormente tomar las riendas del partido. Sobre el último cuarto una intercepción a Rypen acercaba a los de New York para empatar pero al final la defensa de Denver respondió y terminarían ganando 37-28.

Para el domingo había juegos interesantes, primero los Cafes de Cleveland visitaban a los Vaqueros de Dallas en Arlignton. Era un partido en el cuál se esperaba que los Vaqueros repuntaran, pero no fue así, Baker Mayfield puso adelante a los Browns y aunque los Cowboys lograron dar la vuelta, poco les duro el gusto, dos balones sueltos por parte de Prescott comprometieron el juego y ya sobre el final existió la posibilidad de un regreso milagroso pero una genialidad de Odel Beckham Jr en la última ofensiva sentenció el juego a favor de Cleveland ganando el juego 49-38. Por otra parte los Bucaneros de Tampa Bay recibían a los Cargadores de los Ángeles en un partido bastante entretenido. Los de Tampa empezaron ganando el juego pero una intercepción a Tom Brady le abría las puertas a los Chargers para ponerse arriba una buena parte del partido pero un gol de campo fallado y la reacción talentosa de Brady lograron regresar a los Bucs para ganar 38-31. Otro encuentro juego que llamaba la atención era el de los Vikingos de Minnesota en contra de los Texanos de Houston. Fue un duelo muy parejo pero por cuarta semana consecutiva Dehaun Watson fue inconsistente con los Texans y eso complicó el juego aunque sobre el final con cierre dramático los Texanos tuvieron oportunidad de empatar pero los Vikingos con poco ganaron su primer juego de la temporada 31-23.

Un juego que lucía muy disparejo era el de los Delfines de Miami en contra de los Halcones Marinos de Seattle. Los Delfines le complicaron la vida casi todo el juego a los Seahawks, lo que hacía pensar que darían la gran sorpresa, pero al final las genialidades de Russel Wilson marcaron la diferencia y los Halcones Marinos ganaron el juego 31-23. Los Bills de Buffalo visitaban a los Raiders en Las Vegas. El juego lucía muy parejo pero una vez más los errores mermaron a los malosos y con el talento del joven Josh Allen, que parecía lesionarse del hombro izquierdo, los Bills ganaron 30-23, colocándose como líderes auténticos de su división. El domingo por la noche no lucía tan atractivo pero sobre el final terminó muy emocionante. Los 49ers de San Francisco con lesionados recibían la visita de las Águilas de Philadelphia. Fue un duelo muy aburrido desde el principio, con pocos argumentos al ataque y aunque San Francisco se veía con capacidad de romper el hielo, la defensa no respondió al final y Carson Wentz puso adelante a Philadelphia. En la última ofensiva del duelo, los 49ers se quedaron a nada de ganar el juego pero Nick Mullens fue incapaz de concretar, el tiempo se consumió y contra los pronósticos las Águilas ganaron 25-20.

El lunes por la noche quedó marcado por la pandemia y es que se jugaría el duelo pospuesto entre los Patriotas de Nueva Inglaterra y los Jefes de Kansas City. El duelo era atractivo de principio a fin y se esperaba ver el comportamiento de los Pats sin Cam Newton, que no jugaría por dar positivo a Covid-19. El juego empezó muy ríspido y pese a un balón suelto, los Jefes no lograron ampliar el marcador para tomar clara ventaja. Pero en la segunda mitad, 3 balones sueltos por parte de los Pats marcaron la diferencia y los Chiefs ganarían 26-10. La jornada finalizaría con el choque entre los Packers de Green Bay y los Falcons de Atlanta en Lambeau Field. Al inicio Atlanta le complicó la vida a Rogers y compañía, pero poco apoco con ataques letales por parte del experimentado mariscal de campo, Green Bay tomó ventaja y sin sorpresa alguna ganaron el juego 30-16-

Se han ido cuatro semanas bastantes intensas en la NFL y aunque será recordada por quedar marcada por la pandemia que ocasiono posponer un juego y cancelar un duelo atractivo entre Titanes y Acereros, hubo emociones pero sobretodo mucho espectáculo y la semana 5 será aun mejor.

[ Visitas: 13 | 1 visitas del día de hoy ]
Click para comentar

me quieres decir algo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más de Americano