Siguenos en

Americano

Semana 5 de pronóstico reservado en la NFL

Por: Beto Fernández

La NFL ha llegado a un cuarto de actividad y a pesar de que la jornada fue envuelta por el covid-19, el espectáculo no se detuvo. La semana arrancó con el duelo entre Los Bucaneros de Tampa Bay y los Osos de Chicago. Se esperaba que Tom Brady tuviera una noche increíble pero no fue así, cuando los osos no encontraban la brújula un balón suelto por parte de los Bucs les abrieron la puerta y con una defensa implacable los Bears se llevaron el juego 20-19.
Tras 2 partidos pospuestos, el domingo de la semana 5 lució espectacular. Los Raiders de Las Vegas visitaban a los Chiefs de Kansas City. Una vez más los errores empezaban a mermar a los malosos, una intercepción a Derek Carr hacía pensar que el campeón se encaminaría a su quinta victoria. En la segunda mitad los malosos sacaron la casta y sometieron a Patrick Mahomes con una intercepción y así los dirigidos por Gruden dieron la vuelta para ganar 40-32, dejando claro que no serán un rival fácil. Otro duelo que resulto espectacular fue el de las Águilas de Philadelphia visitando a los Acereros de Pittsburgh en Heinz Field. El duelo fue bastan reñido de ambos lado, de ida y vuelta, pero al final el ataque de Ben Roethlisberger fue mucho más certero que el de Carson Wentz y los Acereros ganaron 38-29, manteniendo el invicto. Otro duelo que causaba revuelo era la visita de los Dolphins a los 49ers en Santa Clara. Los 49ers resintieron las ausencias de sus lesionados y muy temprano ya perdían pero con el paso del tiempo no pudieron levantarse y al final el talento de Ryan Fitzpatrick condujo a los Delfines de Miami a la victoria con un aplastante marcador de 43-17, dejando entrever que no está acabado.
Un duelo que atraía mucho era el choque entre los Gigantes de Nueva York y los Vaqueros de Dallas. Una vez más un balon suelto puso abajo a los de la estrella solitaria, lo cual hacía creer que venía una catástrofe, pero poco les duro el gusto ya que un balón suelto por parte de Daniel Jones revivió a los Cowboys. Ya en el tercer cuarto, en una jugada catastrófica, Dak Prescott corrió con el balón y en una tacleada se le dobló el tobillo, lesionándose de manera grave y enciendo las alarmas en Arlington. Tony Dalton tomó el lugar de Prescott y aunque los Gigantes aprovecharon que los vaqueros se encontraban mermados, sobre la última jugada, con gol de campo dramático, los vaqueros se llevaron el juego 37-34. Si faltaba espectáculo, el domingo por la noche se engalanaba con el duelo entre los Vikingos de Minnesota y los Halcones Marinos de Seattle. Los Vikings daban la sorpresa dejando en cero al local y aniquilando a Russel Wilson. En la segunda mitad los Seahawks reaccionaron con ataques letales y una intercepción a Cousins, así pudieron dar vuelta a la pizarra. Aunque los Vikingos regresaron al juego con un par de anotaciones y una intercepción a Wilson, sobre el final una jugada en cuarta oportunidad que no se concretó, evitaría que los de Mineapolis dieran la sorpresa. Al final los Halcones Marinos se llevarían el juego 27-26.
El lunes por la noche se quedó atrás en cuanto a espectáculo, los Chargers de los Ángeles visitaban a los Saints de Nueva Orleans en el Superdomo . Los Chargers sorprendían a los locales con una intercepción a Drew Brees tomando la delantera en el marcador. En la segunda mitad los Santos trataron de reaccionar pero el tiempo se les agotó y al final del tiempo regular, los Cargadores que dieron un juego ejemplar tuvieron la oportunidad de dar la sorpresa y erraron un gol de campo, mandando el juego al tiempo extra. Ya en el alargue los comandado por Brees se fueron al taque y con muy poco lograron un triunfo increíble de 30-27. Para cerrar con broche de oro, en martes por la noche se jugaría el partido pospuesto por covid-19 entre los Bills de Buffalo y los Titanes de Tennessee. Era un duelo muy atractivo entre invictos pero al inicio una intercepción a Josh Allen marco el rumbo del juego e inclinado la balanza a favor de los Titans. En la segunda mitad los Bills intentaron reaccionar pero otra intercepción a Allen acabo con ellos y los taques letales por parte de Ryan Tannehill coronaron la victoria de los titanes 42-16.
El covid-19 no ha parado a la NFL y aunque se pospusieron otros juegos importantes , la semana 5 trajo mucho espectáculo pero sobre todo sorpresas que pueden marcar el destino de la liga rumbo al próximo Super Bowl en Tampa Bay.

[ Visitas: 10 | 1 visitas del día de hoy ]
Click para comentar

me quieres decir algo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más de Americano